» » El otoño transforma los viñedos en Bodegas Briego

El otoño transforma los viñedos en Bodegas Briego

Publicado en: Noticias | 0

Un año más, el calor del verano queda atrás y los primeros fríos castellanos del otoño ya se dejan sentir. Si en octubre empezamos a vivir esa bajada de temperaturas, en noviembre ya se han instalado en Fompedraza. Un cambio que se refleja también, y como no podía ser de otra manera, en nuestros viñedos.

Otoño Bodegas Briego

El paisaje se transforma, mostrándonos una vez más la magia que desborda la naturaleza. Y es que el verde que tiñe nuestras viñas en verano deja paso a los colores amarillos, marrones, púrpuras y rojizos característicos de esta época del año. Los nutrientes de la planta pasan a las raíces para sobrevivir a las temperaturas invernales y a las heladas que se puedan dar en los próximos meses. Entre estas reservas, la vid pasa a las raíces la clorofila, la responsable de que las hojas tengan su característico color verde en primavera y verano. Precisamente, trasvase natural hacía la raíz, es el motivo por el que las hojas empiezan a obtener los colores tan característicos del otoño.

Después de este cambio de color, pasarán unas semanas hasta que las hojas se desprendan de las ramas y estas queden desnudas. Desde nuestra bodega, en plena Ribera del Duero vallisoletana, contemplaremos entonces uno de los paisajes más característicos de estos meses de frío: las cepas, sin hojas ni fruto, sobreviviendo a las bajas temperaturas y preparándose para, en primavera, comenzar de nuevo el ciclo que dará como resultado el fruto que recogeremos en vendimia.

Sin duda es un paisaje que merece ser disfrutado, por lo que os invitamos a acercaros a Fompedraza, a conocer el interior de Bodegas Briego y, por supuesto, a disfrutar con nosotros de los viñedos en otoño… ¡Os esperamos!

Dejar un comentario