» » Taninos y más taninos pero, ¿qué son realmente?

Taninos y más taninos pero, ¿qué son realmente?

Publicado en: Noticias | 0

El mundo de los tintos sería imposible de entender sin la aparición de unas sensaciones táctiles que conviven con el resto de las propiedades organolépticas del vino. Se trata de los taninos, un término que se ha popularizado por su estrecho vínculo a los tintos envejecidos en madera. Lo cierto es que el tanino es el causante de la carne, de la estructura de un vino, y a él le debemos la astringencia y, en parte, el amargor.

taninos-vino

En la Ribera del Duero los taninos son claves en los perfiles sensoriales de los tintos. A los taninos procedentes de la uva se unen los que otorga el contacto con el roble durante los periodos de envejecimiento. Un vino con un buen equilibrio entre los taninos y el resto de cualidades logra la armonía perfecta. Es fácil detectar los taninos maduros, dulces, muy vivos. Todos ellos, con el tiempo, se van redondeando, puliendo, suavizando. Para más claridad, el tanino de un vino procede fundamentalmente de cuatro elementos: la pepita y la piel de la uva, el raspón del racimo y las duelas de las barricas. En Briego somos muy conscientes de la importancia de escoger el momento de madurez perfecto del tanino a la hora de recolectar la uva. Esto nos va a proporcionar taninos adecuados para nuestros tintos envejecidos en barricas de roble.

Esperamos que esta publicación os ayude a comprender qué son los taninos y por qué resultan tan importantes en la elaboración de un vino. Si queréis conocer más detalles y comprobarlo con nuestros Briego, acercaos a Fompedraza. Estaremos encantados de explicároslo en persona en nuestra bodega.

Contáctanos a través del 983 892 156 o en  info@bodegasbriego.com

Dejar un comentario