» » De la uva al vino, todo pasa en Bodegas Briego

De la uva al vino, todo pasa en Bodegas Briego

Publicado en: Noticias | 0

Los que seguís habitualmente este blog sabéis que desde Briego nos encanta contaros lo que sucede en nuestras bodegas día a día. Y ahora mismo estamos inmersos en uno de los momentos más importantes del año. Hemos empezado a recoger los racimos de nuestras uvas del viñedo y el trajín diario es muy importante. Así que vamos a compartir con vosotros esta primera fase de elaboración del vino que en Bodegas Briego es ya una realidad.

 

Tras la vendimia, los racimos pasan por el proceso de despalillado. Y con ese nombre ya os podéis imaginar en qué consiste, en quitar el raspón y todas las ramas y las hojas que puedan quedar en las uvas para evitar que puedan evitar sabores y aromas amargos al mosto. Una vez que las uvas ya están totalmente limpias, es el momento de meterlas enteras en el depósito para que vayan soltando su mosto. Es importante que el mosto esté en contacto con los hollejos y que no se rompan las semillas de las uvas, que también podrían aportar sabores amargos al mosto. Mantendremos los hollejos en contacto con el mosto para que este adquiera color y estructura, algo vital para el resultado final. Es el momento de que se produzca la fermentación alcohólica, en el que el azúcar natural de las uvas se transforma en alcohol a través de las propias levaduras presentes en esos hollejos.

Es un momento delicado para nuestros futuros vinos y en Bodegas Briego nos gusta cuidar cada detalle. Tanto que te seguiremos contando las siguientes fases de la elaboración del vino en los próximos meses. Así que tienes que estar muy atento a este blog o acercarte hasta nuestra bodega y conocerlo de primera mano. ¡Te esperamos!

Dejar un comentario