» » Los viñedos de Bodegas Briego, baya en tamaño guisante

Los viñedos de Bodegas Briego, baya en tamaño guisante

Publicado en: Noticias | 0

Como os hemos indicado en otras ocasiones, el verano es el momento perfecto para disfrutar de los viñedos en una visita enoturística. Y es que el paisaje se transforma hasta convertirse en un auténtico mar verde en el que la vida se muestra rotunda en las hojas y los racimos que ya aparecen en las varas de las viñas. Esos racimos que anticipan que un nuevo ciclo de la vid llegará a su fin cuando, en unas semanas, estén en su punto perfecto de maduración y sean vendimiados y trasladados a bodega.

Hoy, concretamente, queremos hablaros de uno de los estados fenológicos que atraviesa la viña antes de llegar a este proceso: la baya en tamaño guisante. En la imagen que ilustra este post podéis comprobar cómo nos encontramos los racimos en este estado, catalogado como el número once dentro del ciclo de la vid. Tras el cuajado, del que os hablábamos recientemente en nuestro blog, los racimos van tomando forma, el proceso de crecimiento de la uva continúa su curso y es cuando encontramos ese tamaño guisante.

Después de este estado, la planta continuará nutriendo a las bayas con sus reservas, haciendo que la uva engorde, se compacte y vaya madurando hasta encontrarse en su punto óptimo, en el que la recolectaremos.

Lo cierto es que cada proceso que vive la viña es interesante y nos ayuda a comprender mejor el vino que degustamos en la copa. Por eso, os invitamos a que os acerquéis a Fompedraza y conozcáis Bodegas Briego. Os aseguramos que un paseo por el viñedo en esta época del año no os defraudará y podréis ver todo lo que os contamos en nuestro blog en directo. ¡Os esperamos!

Dejar un comentario